Txalaparta

 

Txalaparta

La txalaparta ofrece una manera sencilla y divertida de adentrarse en el conocimiento de la música.

El aprendizaje de la música mejora la capacidad cognitiva de los/las niños/as. Así, ayuda a desarrollar la memoria, la concentración y la atención. Además de perseguir estos efectos positivos que cualquier trabajo musical conlleva, en el proceso de aprendizaje de la txalaparta tenemos como objetivos principales el desarrollo del ritmo y la coordinación, junto con el desarrollo de la capacidad inprovisatoria y la creatividad.

El taller está compuesto por diferentes ejercicios y propuestas dirigidas a la consecución de estos objetivos. La preparación de una audición que ofrecerán a sus compañeros/as completará el curso.

La utilización de una didáctica divetida y basada en el juego, persigue generar sentimientos positivos y enriquecedores asociados al conocimiento musical, con el objetivo de promover en el/la niño/a el interés y la atracción por la música.


Puesto que la pareja txalapartari crea música
trabajando connjuntamente, el desarrollo de la comunicación entre los/las
niños/as es un objetivo esencial en el proceso de aprendizaje y creación. Otros
objetivos actitudinales consisten precisamente en promover el trabajo colectivo
y promover, a la vez, la autoconfianza, dirigiendo la atención al valor de las
aportaciones personales.